biogrowsolutions

Club Social de Cannabis Online


Deja un comentario

Taller de cultivo: Lemon Kush & Ice

Hola compañeros¡

Vamos a ir añadiendo la información sobre semillas con nuestras experiencias  en el cultivo para intentar ayudar a los cannacultores con un poco más de información.

Primero ponemos la información del banco de semillas y luego añadimos al final nuestras conclusiones.

Añade tus propias experiencias, siempre que sean desde una visión constructiva, para que haya muchas más información.

Del banco de semillas female seeds recibimos unos packs de semillas y decidimos probarlos. Se trata de las dos semillas mas baratas del banco, son feminizadas.

Lemon Kush

Chitral Kush de la cordillera del Hindu Kush en Afganistán y Pakistán.
Con un único olor fuerte de limón a base de hierbas. Es sobre todo indica con pequeños cogollos duros y con un poco de estiramiento hacia el final.
Así que, a pesar de la herencia Indica, ella lleva un poco toque sativa, es por lo tanto uno de los favoritos  entre los conocedores de la comunidad médica en Holanda desde comienzos de los 90.
El rendimiento es normal y bueno con muchos brotes de resina de alta calidad,después de un tiempo de floración de alrededor de 8 – 9 semanas. Altura aprox. 0,80 m – 1m

También es adecuado para al aire libre en climas templados. Cosecha a finales de septiembre – la mitad de octubre. Informes recientes del sur de Europa han demostrado brote 1kg excelente calidad por planta! (2012)

Esta variedad de cannabis sabroso está a la venta, ya que una planta puede mostrar en 20 flores masculinas. Si usted puede mantener un ojo sobre ellos y separar a tiempo, usted tiene una variedad de cannabis excelente para un precio bajo.

Tiempo de floración: 60 días
Altura: 1 m – 1,20 m
Cosecha: 75 – 80 días
Rendimiento: Alto
Sabor / Olor: olor fuerte y sabor limón

Conclusiones: 

La hemos cultivado desde semilla en interior y ha respondido muy bien. Ramifica poco y con buen cogollo central. No precisa grandes cantidades de abono. Producción media pero de alta calidad. Tampoco ha mostrado flores masculinas como advierte el banco, pero no sabemos si reaccionaria al estres con alguna flor macho.

Por lo tanto por su bajo precio y por la calidad que atesora, es una buena elección, con un marcado sabor kush que se entrelaza con aromas cítricos y un efecto medio alto, aconsejada para el relax muscular y el descanso.

Ice

ICE ®

ICE ® cannabis es un fenotipo seleccionado de un cruce Widow Skunk Special X White, allá por el ’96. Ella fue seleccionada entre las 500 hembras, porque tenía lo mejor de ambas partes. Los cogollos enormes de la Special Skunk, la cobertura total de  tricomas y el poder de la White Widow, con una mirada Indica. Durante la Copa High Times del 98, la más alta de THC-niveles se midieron en el ICE. (publicado en Weed Mundial).

Años de retrocruzamiento  han hecho falta para estabilizar este cruce hacia el primer fenotipo. Incluso se ha añadido un poco de Blue Berry fue cruzada y estabilizada de nuevo. Huele a diesel (combustible) y el período de floración es de 8 semanas. Aunque es una variedad de cannabis en interiores, crece perfectamente al aire libre en climas mediterráneos.

Tiempo de floración: 60 días
Altura: 60 – 80cm
Cosecha: 75 días
Rendimiento: Máximo
Sabor / Olor: olor fuerte y sabor diesel, muy medicinal.

Si quereis ver su linaje: http://es.seedfinder.eu/strain-info/ICE/Female_Seeds/

Conclusiones:

Actualmente la estamos cultivando en interior, pero ya la hemos probado en exterior. Es un cruce de unas genéticas muy potentes, por un lado white widow con skunk special cruzado con blueberry. Para los amantes de estas  genéticas y sus efectos y sabores hemos de decir que  han acertado.

No da problemas de cultivo, nivel medio-alto de nutrientes(hemos cultivado con fertilizantes orgánicos) y es perfecta para esquejar.

Finalmente la potencia y sabor estan fuera de toda duda. Nos ha recordado hierba de antaño, la influencia blueberry es simplemente sublime.


Deja un comentario

Descubriendo el sistema cannabinoide endógeno del ser humano

imagen

Hasta hace más de 10 años los cannabinoides eran considerados como las sustancias responsables de las propiedades psicoactivas de la marihuana . Sin embargo, investigaciones han englobado este término a mas tipos de moléculas que las presentes exclusivamente en la Cannabis sativa. De este modo los cannabinoides no son sólo sustancias derivadas de la marihuana, sino que forman parte del sistema endógeno del hombre. Los resultados de la creciente investigación básica sobre esta cuestión pronostican varias posibilidades terapéuticas para los fármacos que interactúan con este sistema. Datos de investigación clínica señalan un futuro de los agonistas cannabinoides en el tratamiento de la espasticidad, de las náuseas y vómitos por quimioterápicos antineoplásicos, del dolor y de ciertas alteraciones del movimiento.

Hace más de una década, principios de los noventa, se descubrió que en el hombre existía un sistema neurotransmisor (neurotransmisores: sustancia del sistema nervioso que transmite información a las células) desconocido, llamado sistema cannabinoide endógeno (SCE) ( endocannabinoide) que desempeña un papel modulador en diferentes procesos fisiológicos, principalmente en el cerebro, aunque también en el sistema inmune y cardiovascular.

Además de regular una gran cantidad de funciones, tanto desde el sistema nervioso central como a nivel periférico.

Las investigaciones de este sistema en los últimos años indican que para ejercer su función los endocannabinoides necesitan receptores específicos situados en la superficie de las células nerviosas: las proteínas CB1 y CB2.

Estas proteínas juegan un papel fundamental en el mantenimiento del balance de las sustancias químicas que regulan la frecuencia con que reaccionan las neuronas.

Según los resultados de una investigación dirigida por el profesor Andreas Zimmer, del Laboratorio de Neurobiología Molecular de la Universidad de Bonn (Alemania), en el que también ha participado la científica española Olga Valverde, de la Unidad de Neurofarmacologia de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona (UPF) en el 2005, estos endocannabinoides se activan en situaciones muy determinadas, participando en el control del dolor, las respuestas de ansiedad y en general en el control del humor, los procesos de tipo inflamatorio, la coordinación motora, la regulación de la temperatura corporal, en el control de la ingesta de alimentos y en el desarrollo de los fenómenos adictivos. Además, diversos estudios han evidenciado que participa en la coordinación y el control del movimiento, en las funciones cognitivas superiores (relacionadas con la memoria, el aprendizaje y la creatividad) y en la respuesta al estrés.

También interviene en la regulación de la temperatura, el apetito, en las respuestas emocionales y al dolor, en el sueño y las sensaciones viscerales (como las náuseas).

Teniendo en cuenta sus diferentes funciones tanto en los procesos fisiológicos como en el sistema nervioso y los avances en el conocimiento de los diferentes elementos implicados en el funcionamiento del sistema endocannabinoide se está produciendo un avance notable en la farmacología de estas sustancias. Los cannabinoides podrían ser de utilidad en el tratamiento de diversas enfermedades, para las que en algunos casos, ya existen evidencias clínicas.

Cabría destacar: 
______________

DOLOR: los cannabinoides son buenos analgésicos, especialmente para el dolor crónico. Se han demostrado efectos sinérgicos, lo que ha llevado a sugerir que podrían ser utilizados para reducir las dosis de morfina en tratamientos de dolor crónico.

COORDINACION MOTORA: hay una elevada densidad de receptores CB1 en los ganglios basales y en el cerebelo, de acuerdo con el importante papel que el sistema endocannabinoide parece jugar en el control del movimiento. Se ha sugerido un efecto beneficioso de los agonistas directos o indirectos de los receptores CB1 en las enfermedades que se caracterizan por hiperquinesia como el corea de Huntington y el síndrome de Gilles de la Tourette, mientras que los antagonistas de los receptores CB1 podrían ser útiles como coadyuvantes en el tratamiento de síndromes hipoquinéticos como la enfermedad de Parkinson.

ESCLEROSIS MULTIPLE: es una enfermedad neurológica de origen autoinmune y en la que están implicados tanto los receptores CB1 como CB2. Existen numerosos estudios con modelos animales de la enfermedad en los cuales se ha demostrado como los cannabinodes producen una notable de los signos clínicos.

GLAUCOMA: los receptores CB1 y CB2 se expresan en la retina. Los cannabinoides a través, de la activación de estos receptores son capaces de reducir el incremento de la presión intraocular que se produce en el glaucoma y que puede conducir la ceguera.

CANCER Y SIDA: gracias a su efecto antiemético y su capacidad de incrementar el apetito, los cannabinoides se están utilizando para reducir la nausea y el vómito en pacientes con cáncer que son tratados con antineoplásicos, o para reducir la caquexia en pacientes con SIDA que mantienen de forma crónica tratamientos con compuestos antirretrovirales.

Ambos efectos parece que tienen que ver con la activación de receptores CB1 presentes en regiones cerebrales, que participan en el control de la émesis y el apetito.

Los cannabinoides pueden mejorar la sensación subjetiva de rigidez, el dolor y la calidad del sueño. Por otro lado, para establecer su lugar en el tratamiento de las náuseas y los vómitos secundarios a quimioterápicos antineoplásicos son necesarios nuevos ensayos clínicos que evalúen su eficacia añadidos al tratamiento actualmente de referencia (inhibidores de la serotonina) en pacientes resistentes. En cuanto a las alteraciones del movimiento, podrían mejorar los tics del síndrome de Gilles de la Tourette.

Para poder utilizar los cannabinoides como analgésicos será necesario revisar en detalle los resultados de los estudios en curso.

La investigación realizada en los últimos años ha permitido conocer mejor el mecanismo de acción de estos fármacos, perfilar sus indicaciones clínicas potenciales y explorar su posible efecto terapéutico en modelos experimentales y en el ser humano.

Efectos secundarios de los cannabinoides en su aplicación clínica 
_____________________________________________________

Los cannabinoides son sustancias bastante seguras. No se han descrito casos de muerte por intoxicación aguda en humanos, y las dosis letales medias son prácticamente imposibles de calcular. La dependencia a cannabinoides observada en algunos modelos animales no parece ser fácilmente extrapolable a humanos que consumen marihuana o sus derivados.

Existen así mismo datos que muestran que los cannabinoides no poseen efectos tóxicos generalizados; es más, en algunos casos se ha descrito que los cannabinoides podrían proteger a las neuronas frente al daño producido por agentes oxidantes, isquemia y ciertos neurotóxicos.

El uso de los cannabinoides en medicina legal está principalmente dificultado por sus efectos psicoactivos, entre los que se incluyen los de tipo afectivo (euforia), somático (somnolencia, descoordinación motora), sensorial (alteraciones en la percepción temporal y espacial, desorientación) y cognitivo (lapsos de memoria, confusión). La comunidad científica se encuentra hoy en día en un punto en el cual se ha acumulado un conocimiento relativamente bueno de cómo actúan molecularmente los cannabinoides en el organismo y de cuáles pueden ser algunas de sus aplicaciones terapéuticas más inmediatas. Sin embargo, es necesario llevar a cabo investigación básica más profunda y ensayos clínicos más exhaustivos.

Fuentes: 

Grupo de investigación en cannaminoides de la Facultad de Medicina, UCM, http://www.ucm.es/info/bioqcan/ 

“El sistema cannabinioide evita la degeneración neural”, Azucena Berea.
http://www.biomeds.net/biomedia/do201 1105.htm, 14/11/05 

“Cannabinoides: del laboratorio a la Clínica”, 
Manuel Guzmán(Departamento de Bioquímica y Bilogía Molecular. Universidad Complutense de Madrid) 
http://www.biojournal.net/pdf/19.pdf 

“Novedades sobre las potencialidades terapéuticas del Canabis y el sistema cannabinoide”, 
Marta Duran, Joan-Ramon Laporte y Dolors Capellà Fundació Institut Català de Farmacologia.
Hospitals Vall d’Hebron.
Universitat Autònoma de Barcelona. Barcelona. España.
http://w3.icf.uab.es/ficf/ca/pub/Ca nnabis/PublicacionsCannabis/medicinaclinica.pdf 2004.